Yves Cuilleron, el rey del Ródano Norte

 

La semana pasada tuvimos la gran suerte de contar con la presencia de Yves Cuilleron, productor de referencia del Ródano Norte, en FAP Grand Cru.

 

Yves es una persona amable que nos ha transmitido de forma llana y sencilla su filosofía a la hora de trabajar sus viñedos y elaborar sus  vinos. Y pudimos, tanto en Madrid como en Málaga, mediante una cata de 20 de sus vinos, hacer un recorrido por gran parte de sus viñedos. Muchos sumilleres, hosteleros y otros profesionales del sector, pudieron acompañarnos en tan especial ocasión.

 

Yves es la tercera generación de su familia que hace vinos y, aunque cuando estudiaba ingeniería mecánica no entraba en sus planes dedicarse al mundo vitivinícola,  su vida dio un giro cuando su tío puso a la venta el viñedo familiar y él decidió comprarlo, entregándose en cuerpo y alma a esas tierras para trabajarlas y llevar a cabo sus ideas.

 

Su abuelo fundó la bodega en 1929 y él tomó el relevo en 1987. Desde entonces ha trabajado muy duro para elaborar vinos que sean el puro reflejo de cada terruño.

 

Actualmente posee 75 hectáreas de viñedos de syrah y viognier en diferentes zonas: Côte-Rôtie, Condrieu,  Saint Joseph blanco y tinto, Crôzes-Hermitage blanco y tinto, Saint Peray, Cornas e I.G.P.

Yves es defensor de la viognier, y donde muchos veían que era una variedad que no aguantaba el paso del tiempo,  él se empeñó en demostrar que simplemente había que saber trabajarla.

 

 

Su filosofía es sencilla: ser respetuoso con el entorno, defensor del terruño y trabajar para producir los mejores racimos en cada viñedo.

 

Gran parte de sus viñedos están situados en pendientes muy pronunciadas  y tiene gran variedad de suelos, como granito, génesis, esquistos o terrazas aluviales con sedimentos arcillosos.

A la hora de vinificar utiliza barricas  nuevas y hasta de 4 años, y el tiempo de crianza es de 9 meses para los vinos blancos sobre lías con battonage, y de 18 meses para los tintos.

Sus vinos, desde los varietales más sencillos hasta los pagos más espectaculares,  muestran su identidad:  elegancia y evolución en botella.

 

 

                                                               Blancos catados:

«Les vignes d’à côté» 2017 – Marsanne, Rousanne y Viognier

Crozes-Hermitage «Les Rousses» 2016

Saint-Joseph «Lyseras» 2016

Saint-Peéray «Les Potiers»2017 y «Les Cerfs» 2014

Condrieu «La Petite Côte» 2017 y «Lieu-dit Vernon» 2016

 

   

 

 

 

 

 

Vinos tintos catados:

«Les vignes d’à côté» Syrah 2016 magnum

Syrah «Les Candives» 2015 y 2017

Saint-Joseph «Les Pierres Sèches» 2014

Crozes-Hermitage «Laya» 2016 y «Les Chassis» 2016

Cornas «Le Village» 2013 y 2016

Côte-Rôtie «Madinière» 2014, «Bassenon» 2016 y «Bonnivières» 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *